Bejo en España

La historia de Bejo en España comienza a principios de los 90, cuando Bejo Zaden, B.V. comienza a vender a través de distribuidores en este país. Posteriormente, se empieza a coordinar este mercado español desde la matriz y se forma a un equipo técnico de dos personas para afrontar la tarea de introducir y desarrollar las variedades adaptadas al clima de la Península Ibérica. Pronto, en 1994, contarán con el apoyo de tres vendedores para afrontar los diferentes mercados nacionales.

A mediados de la década de los 90, debido al rápido crecimiento de la empresa, Bejo crea sus almacenes de Madrid, siendo el punto logístico idóneo para atender a todo el mercado nacional y portugués. Gracias al gran trabajo realizado en investigación y ensayos los años anteriores, se pudo comenzar a determinar y recomendar variedades específicas para cada zona, ampliando el espacio de acción e integrando a cuatro nuevos vendedores, completando así toda la geografía nacional con técnicos muy especializados en sus respectivas zonas al final de la década.

Al igual que la empresa, las instalaciones también cambian; trasladamos nuestras oficinas centrales y almacén a San Sebastián de los Reyes, donde el tráfico de entrada y salida de mercancías era más fluido, así surgen nuevos puestos de trabajo con los departamentos de administración, marketing, contabilidad, logística y ventas, que se mantienen hasta la actualidad.

El afán por innovar de Bejo no se detiene, así en 2011 comienza con la producción y comercialización de microbulbos de cebolla creciendo año a año, con el fin de obtener una mejor calidad en las producciones y proporcionar un mejor servicio; en 2013 inaugura la “Finca Experimental El Aljibe”, localizada en Valladolises (Murcia), suponiendo un espacio en constante crecimiento para cultivar ensayos, mostrar nuestras variedades y recibir diferentes visitas; también en este año se adquieren unas instalaciones en Jerez de la Frontera, dedicadas al trabajo de los microbulbos; y en 2014 las oficinas centrales y el almacén, dada la demanda de un mayor espacio, se trasladan a San Agustín del Guadalix, donde se encuentran en la actualidad.

Los últimos años siguen suponiendo un gran crecimiento para la empresa, ya asentada en nuestro país, dando empleo a 30 personas.